Publicidad
  • /
  • /

Poder Ejecutivo

Quirino Ordaz benefició a un primo con obra

13 de marzo de 2023 - Sector Público / Poderes de la Unión / Poder Ejecutivo

En agosto de 2014, Coppel Kelly, el "tiburón" que protagoniza una popular serie televisiva de emprendimiento y negocios, tuvo una idea millonaria que dio a conocer ante gobernantes y empresarios locales; el Parque Central, un ambicioso proyecto que utilizaba un terreno público en el Bosque de la Ciudad, e incluía un museo interactivo, una nueva vialidad, una laguna y como proyecto estrella; el acuario más grande de América Latina, ahora llamado Mar de Cortés.

El embajador de México en España, Quirino Ordaz, utilizó mil 89 millones de pesos cuando era gobernador de Sinaloa para construir el Parque Central de Mazatlán, que tiene como estrella el acuario Mar de Cortés, una inversión público-privada ideada por su primo Ernesto Coppel Kelly.

Quirino Ordaz no sólo dispuso de recursos estatales y federales para echar a andar el plan, sino que además en su gobierno se le entregó a la empresa del equipo de Coppel Kelly el contrato para desarrollar y administrar el nuevo acuario durante 30 años.

Para materializarlo usaron la reserva ecológica del puerto, el Bosque de la Ciudad, obligaron al histórico acuario municipal a cerrar y abrieron una avenida que rellenó una parte de la Laguna del Camarón. web

**

Quirino entregó inversión Millonaria a su primo

Una enorme mole de concreto emerge del corazón turístico de Mazatlán, Sinaloa. Es un nuevo acuario que se construye con inversión pública y privada inicial de mil 467.7 millones de pesos. Le han nombrado Acuario Mar de Cortés en homenaje a ese espacio del Océano Pacífico que el explorador Jacques Cousteau calificó como "el acuario del mundo".

Pero este acuario no es "del mundo", tiene un dueño y también una historia de vínculos familiares utilizados para conseguir recursos públicos y destinarlos a un negocio privado.

Los protagonistas de esta historia: el exgobemador de Sinaloa y ahora embajador de México en España, Quirino Ordaz Coppel, y su primo, el empresario hotelero Ernesto Coppel Kelly.

La familia Coppel de Mazatlán cuenta con varios negocios de hotelería. El actual embajador es socio de al menos tres hoteles y su primo Coppel Kelly destaca por tener uno de los complejos turísticos más importantes de Mazatlán y Los Cabos, Baja California Sur, el Grupo Pueblo Bonito.

En agosto de 2014, Coppel Kelly, el "tiburón" que protagoniza una popular serie televisiva de emprendimiento y negocios, tuvo una idea millonaria que dio a conocer ante gobernantes y empresarios locales; el Parque Central, un ambicioso proyecto que utilizaba un terreno público en el Bosque de la Ciudad, e incluía un museo interactivo, una nueva vialidad, una laguna y como proyecto estrella; el acuario más grande de América Latina, ahora llamado Mar de Cortés.

La inversión se realizaría en Mazatlán, un puerto que en los últimos años ha ganado la distinción del Mejor Destino Turístico. de México y Centroamérica, según los Premios Mundiales del Viaje, conocidos como "los Oscar" del turismo.

El empresario gestionó su idea ante el entonces gobernador sinaloense Mario López Valdez, pero el mandatario sólo aportó 6 millones de pesos a un proyecto ejecutivo. El plan quedó en eso, en proyecto.

Pero dos años después, cuando Quirino Ordaz Coppel llegó a la gubernativa de Sinaloa, el escenario cambió y el proyecto se convirtió en realidad.

En febrero de 2017, apenas un mes después de tomar posesión como gobernador, Ordaz Coppel inició la compra de 13.5 hectáreas de terreno para crear la nueva avenida del Parque, y para ello gastó 196.5 millones de pesos de las arcas locales. En 2018 aceleró la inversión y destinó 306.5 millones de pesos en obras para la construcción del Parque Central, y gestionó 386 millones más dé recursos federales para el nuevo acuario.

En total: mil 89 millones de pesos de recursos públicos para todo el Parque Central.

Ordaz Coppel no sólo garantizó el sueño de su primo, también se encargó de que se quedara con los derechos de operación y administración del nuevo acuario por los próximos 30 años.

Ernesto Coppel Kelly es el mayor inversionista del principal atractivo del Parque Central, una asociación público privada (APP) que fue licitada por el gobierno de su primo, el gobernador, en un concurso público que tuvo un solo participante: su empresa.

Pero la historia de esta megaobra no sólo es asunto de dinero. Para lograrla, el gobierno estatal construyó una calle a su costado que rellenó una parte de la histórica; Laguna del Camarón, lo que ha provocado la contaminación del vaso de agua y que aves migratorias no lleguen al lugar, según denunciaron ambientalistas locales y un grupo de vecinos qué realizó un peritaje en ecología forense en la laguna.

Con un contrato calificado como "tramposo" por el alcalde Édgar González, obligaron al Acuario de Mazatlán que opera desde 1980 a ceder sus instalaciones y entregar 26 hectáreas de terreno en concesión.

El antiguo acuario cerrará sus puertas antes de que se inaugure el nuevo gran proyecto. Lo hará en el momento en que más visitantes ha tenido.

Según la corrida financiera de la APP Mar de Cortés, el nuevo acuario tendrá ingresos totales por al menos 9 mil 500 millones de pesos, casi seis veces más que los mil 467.7 millones de inversión inicial. Sin embargo, funcionarios del gobierno de Sinaloa entrevistados en su momento consideraron que la cifra está subestimada, y que los ingresos reales serán mucho mayores.

Con los documentos obtenidos por transparencia se puede afirmar que la inversión del nuevo acuario es de mil 46517 millones de pesos, pero el inversionista asegura que rebasó los 2 mil millones de pesos. Dé ésta última cantidad no se pudo obtener ningún comprobante que lo sustente porque el gobierno de Sinaloa clasificó la información como "sensible" y "confidencial".

Guillermo Zerecéro Rodríguez, representante legal de Kingu Mexicana, la empresa que administrará el nuevo acuario, afirma que a ellos no les interesa hacer negocio con el proyectó, sino generarle un bien a, Mazatlán.

Pero el diputado federal Juan Torres Navarro advierte que el tema no se remite a las buenas intenciones: "Ahí hay un Conflicto de intereses, hay tráfico de influencias entre Quirino Ordaz y Neto Coppel".

El sueño familiar

El 31 de diciembre de 2016, Ernesto Coppel Kelly celebró efusivamente cuando su pítalo, Quirino Ordaz Coppel, rindió protesta Como gobernador: "Nos tardamos 147 años en tener un gobernador en la familia y no me voy a perder esta oportunidad por nada del mundo... son 147 años de que llegó el primer Coppel a Sinaloa y hasta ahora nos tocó, estoy muy contento, muy feliz de que sea mi primó el actual gobernador", dijo Coppel Kelly a la prensa local.

El ahora embajador y el empresario son prios segundos, hijos de dos primos: la madre de Quirino y el padre de Ernesto.

La celebración de Coppel Kelly no era en vano, una vez que inició la administración de Ordaz Coppel la apuesta por el proyecto turístico de su primo fue inmediata y prioritaria.

El gobierno estatal dio el paso uno en febrero de 2017, con la compra de 13.5 hectáreas de terrenos para la nueva avenida, luego en octubre de ese mismo año se iniciaron los estudios topográficos para la construcción del Parque Central y también comenzó la pavimentación de la calle.

En el segundo año de la-administración de Ordaz Coppel se inició la edificación del parque y se consiguieron los recursos del nuevo acuario.

A finales de 2018, en los últimos meses del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, el gobernador logró una ampliación especial de la Secretaría de Turismo (Sectur) federal para asignarle al acuario 400 millones 790 mil pesos del programa de Desarrollo Regional Turístico Sustentable y Pueblos Mágicos (Prodermágico). Otros 185 millones se gestionaron del Fondo Nacional de Infraestructura.

El recurso destinado a Sinaloa fue el más alto del país en 2018, a pesar de que las reglas de operación de Prodermágico establecían preferencias para Pueblos Mágicos, y Mazatlán no lo es.

Unos días antes de que Quirino dejara la gubernatura, el ayuntamiento de Mazatlán invitó al mandatario a develar la placa de la calle que él había mandado construir: la nombraron avenida Quirino Ordaz Coppel.

Único competidor

El 9 de agosto de 2018, el gobierno de Sinaloa publicó una convocatoria para la licitación pública internacional que buscaba contratar al inversionista del nuevo acuario.

Es notorio que el nombre de Ernesto Coppel Kelly no aparece en ningún documento oficial del proceso de contratación de la APP, pero sí el de tres personas muy cercanas a él que ganaron la licitación: el director de Desarrollo, el director Financiero y la directora de Mercadotecnia de Grupo Pueblo Bonito.

Siete empresas compraron las bases de la licitación del concurso público, pero al final sólo una presentó propuesta económica y se convirtió en la ganadora.

Se trata de un consorcio conformado por cuatro compañías: Abequ S.A. de C.V., Constructora Makro SA. de C.V., Operadora Audax SAPI de C.V., y Ocean Wise Conservation Association.

Actualmente, las dos primeras, Abequy Makro, ya no forman parte del grupo, y Operadora Audax es la accionista mayoritaria.

Audax, la compañía dominante, nació apenas un mes y medio antes de ganar el contrato APP.

La empresa fue creada el 31 de agosto de 2018 en la Ciudad de México, cuando el concurso de licitación ya había comenzado.

Tiene por accionista mayoritario (99%) a José Luis Carlos Mogollón Álvarez Morphy, director de Desarrollo del grupo Pueblo Bonito, apoderado legal en otras 13 empresas de Coppel Kelly y su yerno: es esposo de Hayley Coppel González, la segunda hija de Coppel Kelly.

La otra accionista de Operadora Audax (1%) es María de Jesús Tiznado Lizárraga, directora de Mercadotecnia de Grupo Pueblo Bonito y quien ha sido apoderada legal en por lo menos 14 compañías del empresario hotelero.

El tesorero del Consejo de Administración de Operadora Audax es José Guadalupe Hernández Alapizco, director Financiero de Grupo Pueblo Bonito y apoderado legal en por lo menos 11 empresas de Coppel Kelly.

Para establecer estos vínculos se consultaron en el Registro Público del Comercio los movimientos de 30 compañías en donde Coppel Kelly aparece como accionista mayoritario.

El 29 de octubre de 2018, el consorcio ganador de la licitación creó una nueva empresa, Kingu Mexicana S.A. de C.V., una sociedad mercantil que tiene como objetivo específico controlar el nuevo Acuario Mar de Cortés por los próximos 30 años.

Su Consejo de Administración también es presidido por Álvarez Morphy, Tiznado Lizárraga y Hernández Alapizco, es decir, el yerno y los-representantes legales de Ernesto Coppel.

En entrevista, Guillermo Zerecero Rodríguez, representante de Kingu Mexicana, confirmó que Coppel Kelly es el principal inversionista de la empresa y negó que estas tres personas sean sus prestanombres. Las calificó como el equipo de confianza que dirige sus negocios.

Álvarez Morphy, Tiznado Lizárraga y Hernández Alapizco no aceptaron entrevista. Tampoco Coppel Kelly. Zerecero Rodriguez, afirmó que él es portavoz de los accionistas de la empresa.

Antonio López Puerta, exsubsecretario de Inversión del gobierno de Sinaloa cuando Ordaz Coppel era gobernador, rechazó que la licitación se haya si i n alado para favorecer a Coppel Kelly, y dijo que en su momento desconocía quién era el inversionista del consorcio ganador.

Se buscó al ahora embajador Quirino Ordaz Coppel para una entrevista. Su enlace de comunicación solicitó un cuestionario pero al final el ahora diplomático decidió no contestar a ninguna de las seis preguntas.

Un millón de personas al año

La APP Acuario Mar de Cortés es un proyecto combinado y autofinanciable en el que el inversionista ye encarga del diseño, construcción, equipamiento, mantenimiento, operación y aprovechamiento y prestación de servicios por un plazo de 360 meses, es decir por 30 años.

A cambio, Kingu Mexicana recibe los ingresos que genere el proyecto, la prestación de servicios o cualquier actividad relacionada con el acuario.

Según los anexos del contrato, la tarifa de entrada acordada será de 215 pesos por persona. En su primer año de operaciones, el Acuario Mar de Cortés podría recibir unos 580 mil visitantes, y es la cifra podría llegar hasta un millón de personas al cumplir 17 años en funciones.

En la corrida financiera se estimaron ingresos totales, incluyendo otros servicios, por 165 millones de pesos en el primer año, pero al cumplir 15 años, cuando se proyecta la recuperación de la inversión, Acuario Mar de Cortés facturará al menos 361 millones de pesos anuales.

El contrato "tramposo"

En Mazatlán ya existe un acuario. Opera desde 1980 y forma parte de la estructura del municipio a través de la paramunicipal Acuario Mazatlán.

Según informes obtenidos por transparencia, en 2022 recibió unos 700 mil visitantes y sus ingresos anuales alcanzaron los 130 millones de pesos, con sus dos atractivos principales, un pingüinario y una exhibición de lobos marinos, pero al firmar el contrato APP con Kingu Mexicana, el 30 de octubre de 2018, se decretó su desaparición.

Pablo Rojas Zepeda, director de Acuario Mazatlán, criticó que el contrato APP le provocó un daño a la paramunicipal y al patrimonio de los mazatlecos.

"Acuario Mazatlán está en uno de sus mejores momentos, con los mejores ingresos y vamos a tener que cerrar por cumplir la obligación que tuvo el municipio cuando otorgó la concesión", criticó el directivo.

El contrato APP obligó al municipio a entregar en concesión 2.6 hectáreas del terreno donde se ubicaban varias exhibiciones del Acuario Mazatlán.

A cambio del predio, Acuario Mar de Cortés le regresará al municipio 4% de sus ingresos por venta de boletos. Esto sería aproximadamente 6.5 millones de pesos en el primer año. Un 5% de lo que Acuario Mazatlán genera actualmente.

"[El contrato] fue lesivo para la paramunicipal, también para el municipio. Esa es mi opinión muy personal, compartida por muchos", señaló Rojas Zepeda.

El contrato APP fue firmado por el entonces alcalde sustituto de Mazatlán, José Joel Bouciéguez Lizárraga, notario en al menos tres empresas del embajador Ordaz Coppel. Después de la alcaldía se desempeñó como subsecretario de Gobierno durante su administración.

El actual presidente municipal de Mazatlán, Édgar González Zatarain, admitió en entrevista que el contrato APP ató de manos al ayuntamiento.

"Ahora sí que te tienen agarrado porque así se hizo el contrato. No hay mucho por dónde darle porque tienen una especie de sartén por el mango. Ríe una cláusula allí, digamos, 'tramposa'", señaló el alcalde.

La resistencia

Hay voces ciudadanas que reclaman que el Parque Central ha generado una afectación al ambiente, al espacio público y a su entorno social.

En agosto de 2022, un grupo de 50 vecinos de colonias aledañas presentaron una demanda colectiva ante el Juzgado Noveno del Estado de Sinaloa por la contaminación a la laguna El Camarón, un vaso de agua que se ubica en medio del proyecto y que según los vecinos, se habría contaminado a partir de la construcción de la avenida Quirino Ordaz Coppel y el Parque Central.

Acompañados por el Instituto Federal de la Defensoría Pública, los vecinos presentaron un peritaje en ecología forense en el que se detectó que la laguna está contaminada y recibe descargas de aguas residuales sin tratar.

Desde otra trinchera, el diputado federal por Morena, Juan Torres Navarro, ha dado seguimiento al Parque Central desde 2018 y busca denunciar lo que él considera tráfico de influencias.

"El caso del Parque Central fue una manera de robarnos un espacio público. El tráfico de influencias es usar a alguien cercano a ti en el poder para gestionar todo este negocio y que se quede para beneficio tuyo. N o se puede ser juez y parte, y aquí ellos actuaron aprovechándose", enfatiza el también secretario de la Comisión de Transparencia y Anticorrupción en la Cámara de Diputados federal.

"El objetivo no es el dinero"

Guillermo Zerecero Rodríguez, representante legal de Kingu Mexicana, concedió a EL UNIVERSAL una entrevista y un recorrido por las instalaciones del Acuario Mar de Cortés. Rechazó que en la asignación de recursos públicos exista un conflicto de intereses entre Ernesto Coppel Kelly y el exgobernador de Sinaloa y ahora embajador en España, Quirino Ordaz Coppel.

Enfatizó que el proyecto fue concebido con el único interés de generar un producto turístico de calidad para Mazatlán.

"El objetivo no es el dinero, nunca lo ha sido, no lo es, nunca lo será", insistió.

El pasado 1 de marzo, en una rueda de prensa para anunciar la próxima inauguración del Acuario Mar de Cortés, el secretario de Turismo, Miguel Torruco Marqués, lo calificó como el proyecto ancla "capaz de ampliar, diversificar y revitalizar la oferta turística de México".

Al finalizar su participación, Torruco Marqués le dedicó unas palabras a Coppel Kelly, quien se encontraba en la presentación.

"Este gran destino seguirá consolidándose a nivel internacional gracias al empuje, al apoyo de empresarios de la talla de mi amigo, empresarios como tú que le apuestan a México, que pagan impuestos y que se la siguen jugando con México, seguirán siendo prósperos, exitosos y reconocidos por parte de la sociedad y del gobierno".


Publicidad
Publicidad